juan de mata

BIOGRAFÍA DE JUAN DE MATA RODRIGO MORO

Nació Juan de Mata Rodrigo Moro el día 8 de febrero del año 1942, en Santa Ana la Real. Aún adolescente, se fue a estudiar Humanidades y Filosofía al Seminario Diocesano de Huelva. Entre sotanas, breviarios, atriles y ministriles pasó sus primeros años de juventud hasta que se dio cuenta que lo del celibato no iba con él.

En el poema III de su SONATA DE OTOÑO lo deja claro:

Aquel potrillo loco/ que domaba libélula y tarántula,/escorpiones, el víboro hocicudo colgado de la jara,/también los gorriones, en su sueño/de patán, aldeano, vuelve al pueblo,/ hastiado de gramáticas. Y pardo./ Un bardo este juglar asilvestrado/ en cátedras, atril y golondrinas./ En foros y sentinas./ De ondinas y de hurí/ enamorado, de belenes, encinas y cucharros./ Y de harenes de musas invioladas./

En aquellos años de seminarista empieza a escribir sus primeros poemas que publica, junto a otros compañeros, en la revista mural llamada “Caracola” que se colocaba en los pasillos de las clases del seminario.

Toda su trayectoria vital posterior ha quedado marcada por su etapa en el seminario donde cultivó el arte de la oratoria. Es Juan de Mata el pregonero más prolífico de toda la provincia, sin duda. También ha sido periodista radiofónico en la emisora de Radio Popular en Huelva.

Tras decidir que lo del sacerdocio no era lo suyo, decide hacerse maestro -siguiendo así los pasos de su padre- en la Escuela Normal de Huelva, profesión de la que ha vivido hasta su jubilación.

Huelva capital y sus playas han dejado su impronta en la obra poética de Juan de Mata. El mar es una constante en su poesía, domina el lenguaje de los marineros como un marinero más. Amura, noray, cofa, pecio, tajamar, cuadernas, mástiles, mascarones de proa, quilla, y otras muchas palabras de la jerga de los marineros aparecen esparcidas por sus versos.

A finales de los 70 abandona Huelva y se marcha junto a su familia a la isla de Tenerife. Y es allí, en Tenerife, mientras sigue ejerciendo como maestro de escuela, donde retoma sus estudios de latín y griego, abandonados tras su salida del seminario, y hace la licenciatura en Lenguas Clásicas en la universidad tinerfeña de La Laguna. De su etapa canaria es su libro de poemas “Los siete pecados de El Sauzal”.

Años más tarde regresa a su tierra andaluza. Se instala en Sevilla donde sigue ejerciendo de maestro hasta su jubilación a principios de los años dos mil y donde sigue residiendo.

Sus obras publicadas son: “Barquitos de papel”, “Perrerías”, “Los siete pecados de El Sauzal”, “Cartones con poema”, “Sonetos del camino”, “Bordón la caracola” y “Variaciones, rondós y bagatelas para una sonata de otoño”.

 

One thought on “”

Comments are closed.